Inicio
antiqua
niños
gregoriana
barroca
instituto

Suscripción al boletín

Conjunto Pro Musica
· Cristián Hernandez Larguía
· Autoridades
 
Fundacion Pro Musica
· Patrocinadores
· Autoridades

Servicios
· Anuarios
· Agenda Musical
 
Grabaciones
· Antiqua
· Niños
· Gregoriana

Ayuda
· Contacto
PRO MUSICA DE ROSARIO | Grabaciones | Niños
Grabaciones de PRO MUSICA para Niños
 
Lo mejor de lo mejor
Ediciones de IRCO Cosentino Producciones: Disponibles (CD)

Lo mejor de lo mejor

1.

The Hoky Poky

2. Antón Pirulero
3. El muñeco de trapo Escuche 30 seg.
4. La araña chiquitita
5. Cinco lobitos
6. Síncopa y contratiempo
7. El monigote
8. Cuento del buque fantasma
9. Canción de navegantes
10. Tanto vestido blanco Escuche 30 seg.
11. Fiesta de gorriones
12. Tortitas
13. Velas
14 Empanadas
15. Canción de piratas
16. El burrito
17. Un enano y un gigante
18. Chacarera de los gatos Escuche 30 seg.
19. ¡Que llueva, que llueva!
20. La orquesta Escuche 30 seg.
21. Cuatro rondas tradicionales
   El castillo y la llave 
  Arroz con leche
  El pañuelo de oro
  La farolera
22. Pobres patitos
23. Busquen al gato y al ratón
24. El puente de Londres
25. Arrorró mi niño Escuche 30 seg.

 

Textos

The “Hoky Poky”
El pie derecho aquí,
el pie derecho acá,
el pie derecho aquí,
sacudiéndolo muy bien,
harás el Hoky Poky,
girando en tu lugar,
y así lo sabrás bailar.

El pie izquierdo aquí,
el pie izquierdo acá,
el pie izquierdo aquí,
sacudiéndolo muy bien,
harás el Hoky Poky,
girando en su lugar,
y así lo sabrás bailar.

Codo derecho aquí,
codo derecho acá,
codo derecho aquí,
sacudiéndolo... (etc.)

El codo izquierdo aquí,
el codo izquierdo... (etc.)

Con la cadera aquí,
con la cadera... (etc.)

Con todo el cuerpo aquí,
con todo el cuerpo... (etc.)

Antón Pirulero
Antón, Antón, Antón Pirulero,
cada cual, cada cual,
atiende su juego,
¡y el que no, y el que no,
una prenda tendrá!

¿Cuál?
¡Jugar al eco con un destrabalenguas!
Abracadabra, pata de cabra.

Antón, Antón, etc.

¿Cuál?
Adivina, adivinador,
¿Qué instrumento suena hoy?

Antón, Antón, etc.

¿Cuál?
Jugar al copión.

A la lata, al latero, a la chica del chocolatero (ostinato rítmico)

¡A!,     ¡Mariquita no sabe hablar!
¡E!,     ¡Mariquita no sabe leer!
¡I!,      ¡Mariquita no sabe reir!
¡O!,     ¡Mariquita no sabe el reloj!
¡U!,     ¡Mariquita eres tú!

(ver respuestas al final de los textos)

El muñeco de trapo
Yo soy el muñeco,
el muñeco de trapo;
no soy alto ni bajo,
no soy gordo ni flaco.

Los chicos me abrazan
y me mueven los brazos;
me sacuden las piernas
y me hacen bailar.

Me duele aquí arriba
y me duele aquí abajo;
me duele al costado
y me duele aquí atrás.

Les digo a los chicos
que me voy a la cama
porque estoy muy cansado
y me quiero dormir.

La araña chiquitita
La araña chiquitita
trepó por el balcón.
Vino la lluvia
y al suelo la tiró.
El sol salió,
el agua se secó,
y la araña chiquitita
de nuevo se trepó.

Cinco lobitos
Cinco lobitos tiene la loba,
cinco lobitos tras de la escoba.
Todos juntitos saltan la soga
y se acurrucan junto a la loba.

Síncopa y contratiempo
Bailen con ritmo, muévanse bien,}
síncopa marquen al bailar.           }(2 veces)

Contratiempo con las dos manos, }
contratiempo con los dos pies.      }(2 veces)

El monigote
Vendo este monigote, se lo vendo por dos reales,          (bis)
y si no tiene dinero me lo paga con un baile.                  (bis)
Aquí está mi monigote.                                             (3 veces)

Cómprelo, Doña Juana, que le vendo cosa buena,          (bis)
se alimenta con jarabe, con batata y berenjena.            (bis)
Aquí está mi monigote.                                             (3 veces)

Le dejo el monigote y ojalá que a usted le guste,           (bis)
y si salta a medianoche, Doña Juana, no se asuste.       (bis)
Aquí está mi monigote.                                             (3 veces)

Cuento del buque fantasma
         Esta es la historia de un barco fantasma anclado en el puerto. Un barco al cual nadie ve...
Pero, a la mañana, y cuando los marineros se desperezan, si ustedes prestan atención, se pueden escuchar algunas cosas.
         Hay marineros que barren la cubierta. Otros cepillan. Hay algunos marineros que prueban los elementos de seguridad: el silbato o la campana. Otros barren, cepillan, prueban el silbato o tocan la campana.
         Hay marineros que trepan las escaleras, acomodan las velas y se tiran por el mástil. Otros barren, cepillan, tocan la campana, prueban el silbato, trepan por el mástil y barren un poquito o se tiran.
         Algunos marineros prueban el timón. Otros cepillan, barren un poquito, tocan el silbato o trepan por el mástil, tocan la campana, prueban el silbato y se tiran.
         Y, cuando todo está listo, levan anclas. Y así sale nuestro barco a navegar por alta mar. Claro, en alta mar, nadie los ve. Si alguno los pudiera ver, hay marineros que toman sol. Otros juegan al truco. Algunos ceban unos mates...
         De repente, en alta mar se oyó: ..... (canto de sirenas)
         “Es el canto de las sirenas”, dijo un marinero viejito que había navegado por más de 50 años esos mares. “No las oigan. Los llaman para tentarlos, para que se tiren al agua”. Y estamos hablando de de las sirenas de mar, esas que tienen mitad cuerpo de mujer y mitad cuerpo de pez. Nuestros marineros se tapaban los ojos y los oídos para no tentarse.
         Hasta que, de repente, hubo un silencio. Un silencio nada prometedor. Se aproximaba una tormenta. Primero fue un trueno. Se levantó el viento y empezó a llover. Una gran tempestad en el mar. Y el barco iba de un lado para el otro. Y nuestros marineros se abrazaban de donde podían para no caerse. Por suerte, calmó el viento y también las olas. Dejó de llover. Todo volvió a la calma y nuestros marineros respiraron tranquilos.
         Siempre, después de la tempestad cantaban esta canción:

Canción de navegantes
Icen las velas, que queden todas desplegadas,
tiren con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Saquen del agua el pez que ya mordió el anzuelo,
tiren con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Leven el ancla, que no se trabe la cadena,
tiren con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Suelten los botes; primero los balancearemos,
tiren con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Remen con fuerza que pronto a tierra llegaremos,
remen con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Saquen los corchos que todo el vino beberemos,
tiren con fuerza, y uno y dos, ¡Hey!
La ra la la la ...

Tanto vestido blanco
Tanto vestido blanco, tanta parola
y el puchero a la lumbre con agua sola.
Arrión, tira del cordón, cordón de Valencia,
¿dónde vas niño mío sin mi licencia?

Tanto vestido blanco, tantos volantes,
y el puchero a la lumbre con dos guisantes.
Arrión, tira del cordón, cordón de la Italia,
¿dónde vas niño mío que yo no vaya?

Tanto reloj de oro, tanta cadena,
luego van a la casa y no tienen cena.
Arrión, tira del cordón, cordón de Valencia,
¿dónde vas niño mío sin mi licencia?

Tanto coche de lujo, tanto boato
y en llegando a la casa no encuentras plato.
Arrión, tira del cordón, cordón de la Italia,
¿dónde vas niño mío que yo no vaya?

Spatzenfest                                              Fiesta de gorriones
Die Spatzenfest schrein in ihrem Nest,                Los gorriones de fiesta chillan en sus nidos,
als hätten sie ein grosses Fest,                         como si tuvieran una gran celebración,
fili zip, zip, zip, zip, zip,                  (bis)             fili zip, zip, zip, zip, zip,
und weiss nicht wieviel Gäst, ja Gäst,                  y no sé cuántos convidados, sí, convidados,
fili zip, zip, zip, zip, zip,                  (bis)             fili zip, zip, zip, zip, zip,
und weiss nicht wieviel Gäst.                             y no sé cuántos convidados.

Nun ist vorbei Gesang und Schmaus,                  Ahora ha concluido el canto y el festín,
da fliegen sie auf’s Dach hinaus,                        ya vuelan más allá, sobre los techos,
fili zip, zip, zip, zip, zip,                  (bis)             fili zip, zip, zip, zip, zip,
und ruhn ein wenig aus, ja aus,                         y descansan un poco, sí, un poco, sí,
fili zip, zip, zip, zip, zip,                  (bis)             fili zip, zip, zip, zip, zip,
und ruhn ein wenig  ja aus.                              y descansan un poco, sí.                       

Tortitas
Tortas, tortitas, tortitas de maíz...
Tortas, tortitas, tortitas de maíz,
 con mucha azúcar blanca y granitos de anís,
 Tortas, tortitas, tortitas de miel,
 para los nenes lindos que no quieren comer.

Tortas, tortitas, tortitas de maíz...

Velas
Velas, velitas para la Virgencita...

Le compro, velero, estas velas duras,    }
para que iluminen las noches oscuras.  } (bis)

Velas, velitas para la Virgencita...

Empanadas
Empanadas, empanaditas...

Yo soy la negra, traigo empanadas,
que a ustedes han de agradar.
¡Ay, ay, ay, ay, ay!
A esta morena nadie la iguala
en el oficio de cocinar.

Empanadas, empanaditas...

Canción de piratas
Vamos al mar, soy timonel
de los piratas de un bajel.
¡Hey, hey, hey,
a pescar un pejerrey!
¡Hey, hey, hey,
con el moro y con el rey!

El pirata Barbanegra
pasa el verano con su suegra.
Con su pata que es de palo
y su cara que es de malo.

El pirata Barbaverde
cuando se enoja siempre muerde.
Con su pata que es de palo
y su cara que es de malo.

¡Hey, hey, hey
con el moro y con el rey!
Los piratas bailan juntos
cuando están en alta mar.
Al primero que tropieza
ya lo quieren degollar. ¡Hey!

El burritoMi burrito no se apura
aunque me ponga a llorar,
porque en el pueblo ya bailan
para el carnaval, para el carnaval.   (bis)

Yo te prometo, si corres,
que agua fresquita t’hei dar,
y una jarrita de chicha
para el carnaval, para el carnaval.   (bis)

Cuando suenen los charangos,
a mi chinita l’hei dar
una florcita de albahaca
para el carnaval, para el carnaval.   (bis)

Vienen bajando del cerro
las coplas q’hei de bailar
y se mueven los pañuelos
para el carnaval, para el carnaval.   (bis)

Ya viene lenta la noche
con las estrellas me voy
la luna llora conmigo
porque el carnaval muy triste se va.         (bis)

Un enano y un gigante
Un enano y un gigante se encontraron una vez
y al principio conversaron con muchísimo interés.
El enano se empinaba en la punta de los pies
y el gigante, agachadito, lo escuchaba lo más bien.

Pero al tiempo sus visitas no pudieron continuar:
al enano le dolían las puntitas de los pies
y al gigante la cintura se le estaba por romper.

Y pensando la manera de encontrar la solución,
el gigante su gran mano al enano le tendió,
y el enano, de un saltito, muy feliz se acomodó.

Chacarera de los gatos
Tres morrongos elegantes
de bastón, galera y guantes,
dando muchas volteretas
prepararon sus maletas.

Toda la ratonería
preguntó con picardía:
- "¿Michifuces, dónde van?"
- Nos vamos a Tucumán."

Pues les han pasado el dato
que hay concursos para gato,
los tres michis allá van
en tranvía a Tucumán.

Con cautela muy gatuna
cruzan la Mate de Luna,
y se tiran de cabeza
al Concurso de Belleza.

Mas como el concurso era
para Gato... y Chacarera
los echaron del salón
sin ninguna explicación.

Volvieron poco después,
las galeras al revés,
con abrojos en el pelo
y las colas por el suelo.

Le maullaron la verdad
a toda la vecindad:
- "¡Tucumán es feo y triste
porque el gato allá no existe!"

Los ratones escucharon
y enseguida se marcharon.
Los ratones allá van,
en tranvía a Tucumán.

 

Que llueva

¡Que llueva, que llueva,
la vieja está en la cueva,
los pajaritos cantan,
las nubes se levantan.

¡Que sí, que no,
que caiga el chaparrón!

Agua San Marcos
rey de los charcos,
para mi triguito,
que está muy bonito,
para mi cebada,
que está muy granada,
para mi melón,
que ya tiene flor,
para mi sandía,
que ya está florida,
para mi aceituna,
que ya tiene una.

¡Que sí, que no,
que caiga el chaparrón!

La orquesta
Bellas melodías entonan los violines
primeros, segundos, prepárense para tocar:

El clarinete, dulcemente, toca dúa, dúa, dúa, du.
El clarinete, dulcemente, toca dúa, dúa, du.

La trompeta resuena, para-pa, para-pa, pa, pa, pa, para-pa, pa,
la trompeta resuena, para-pa, para-pa, pa, pa, pa, pa.

El fagot señala el contrapunto, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po,
El fagot señala el contrapunto, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po, po.

Pu-pu suena el corno, pu-pu, pu-pu,
Pu-pu suena el corno, pu-pu, pu-pu,

Tan sólo dos notas tocan los timbales, pom-pom, pom-pom, pom, pom, pom, pom, pom,
pom-pom, pom-pom, pom, pom, pom, pom, pom.

Cuatro rondas tradicionales argentinas

            * El Castillo y la llave (instrumental)
   
             * Arroz con leche
   
            Arroz con leche, me quiero casar
            con una señorita de San Nicolás.
            Que sepa coser, que sepa bordar,
            que sepa abrir la puerta para ir a jugar.

            Yo soy la viudita del Conde del Rey,
            me quiero casar y no sé con quién.
            Pues siendo tan bella no encuentras con quién,
            elige a tu gusto que aquí tienes cien.

            Con ésta sí, con ésta no,
            con esta señorita me caso yo.

            * El pañuelo de oro

            A las orillas de un río (bis)
            Hay tres doncellas (bis)

            Bordando pañuelos de oro (bis)
            para la reina. (bis)

            En lo mejor del bordado (bis)
            les falta seda. (bis)

            Pasó un vendedor de seda (bis)
            vendiendo seda. (bis)

            ¿De qué color es la seda? (bis)
            Azul y blanca, color del cielo.

            De tres hermanas que somos (bis)
            una es casada y otra soltera.

            Y yo por menor desgracia (bis)
            soy jardinera. (bis) 

            * La farolera

            Farolera tropezó
            y en la calle se cayó,
            y al pasar por un cuartel
            se enamoró de un coronel.
          
            Alcen la barrera
            para que pase la farolera
            por la puerta del sol.
            Pongo la escalera
            y enciendo el farol.

            Y a la medianoche
            me puse a contar
            y todas las cuentas
            me salieron mal.

            Dos y dos son cuatro,
            cuatro y dos son seis,
            seis y dos son ocho
            y ocho dieciséis.

            Y ocho veinticuatro,
            y ocho treinta y dos;
            ánima bendita
            me arrodillo en vos.

Pobres patitos
Pobres patitos, ¡qué frío tendrán!,
pues sin zapatitos al río se van.
Sin zapatitos al río se van
porque a los patitos les gusta nadar.

Busquen al gato y al ratón
Busquen al gato y al ratón   (bis)
¿Dónde estarán?                (bis)
Busquen al gato y al ratón.

El puente de Londres
Este puente se cayó, se cayó, se cayó,
Este puente se cayó, sí señores.
Yo lo quise levantar, etc.
Pero pesa un quintal, etc.
Uno nuevo hay que hacer, etc.
De oro y plata yo lo haré, etc.
Bajo el cielo llevará, etc.
Dos ciudades unirá, etc.
En la una manda un rey, etc.
En la otra un capitán, etc.
Y en el puente mando  yo, etc.

Arrorró mi niño
Arrorró mi niño, arrorró mi sol,
Arrorró pedazo de mi corazón.

Este niño lindo no quiere dormir,
Cierra los ojitos y los vuelve a abrir.
         Arrorró ...

Este niño lindo que nació de noche
Quiere que lo lleven a pasear en coche.
         Arrorró ...

Este niño lindo se quiere dormir
Y el pícaro sueño no quiere venir.
         Arrorró ...

 

Respuestas a las preguntas del Antón Pirulero:

Flauta dulce soprano / Cromorno contralto / Pandereta / Metalofón y Tambor.

antiqua | niños | gregoriana | barroca | instituto

Asociación Civil sin fines de lucro
Personería Jurídica Decreto Nº 182/66 - Entidad de Bien Público Nº 2260
9 de julio 365 / Tel.: 421 2227 y 424 0106/ Fax: 424 0106/ 2000 ROSARIO

CopyrCopyright 2003©, PROMUSICArosario.com.ar
Mantenimiento del Sitio Web desde 2008: María Eugenia Raffo
NETaFull.com.ar